top of page

El miedo. ¿Está presente en mi organización? (1ª Parte)

“Hay miedo en las empresas, en los empleados, …lo sientes en el ambiente”. Hace tan sólo unos días, mantenía varias conversaciones similares a ésta. La cuestión que me surge a continuación es ¿qué se entiende como miedo? Parece que todos lo tenemos claro, pero ¿realmente lo tenemos?

Partiendo de que se trata de una emoción, lo correcto es primero comprender los matices que conlleva su definición. Hay numerosas definiciones en la literatura. Por ser breve, digamos que se puede definir como un estado afectivo que experimentamos, una reacción subjetiva al ambiente que viene acompañada de cambios orgánicos influidos por la experiencia. Por otra parte, tiene una función adaptativa de nuestro organismo a lo que nos rodea con carácter más o menos pasajero. Siguiendo con esta definición tiene mucho que ver con la experiencia.

Por otra parte, el miedo es una emoción básica o primaria, entre las que tampoco la literatura se pone de acuerdo en cuántas deben ser incluidas. La cuestión es que apenas tenemos unos meses de vida y adquirimos emociones básicas como el miedo, la sorpresa o la alegría. Una definición del miedo es “la anticipación de una amenaza o peligro que produce ansiedad, incertidumbre, inseguridad”.  Su consecuencia más inmediata: la búsqueda de protección. Otras consecuencia quizá más grave: la paralización.

La cuestión es ¿sabemos qué significa miedo en mi organización? Y ¿para los distintos grupos de interés (accionistas, clientes, empleados, proveedores, …etc)? En este momento hablamos de emociones colectivas. Por ejemplo, en banca “el miedo” (o “inseguridad”) en los clientes, puede tener que ver con aspectos estructurales y de marketing como “ser pequeño”, “no ser conocido”,..etc. Con aspectos relacionados con procesos y empleados como “no conocen a fondo los productos que ofrecen” o “siempre que hay un problema, dicen que es culpa de los sistemas o de la central”…etc o con aspectos relacionados con la comunicación o el boca a boca como “las noticias negativas que me llegan”, etc… Pero la pregunta es ¿sabemos lo que significa?¿conocemos el impacto que puede tener en la intención futura a contratar?¿lo medimos?¿está presente en la organización en la medida que pensamos?¿a quién afecta?

De nada sirve, hablar de un problema y esperar a ver qué pasa…En breve, os daré más información sobre aspectos concretos de las emociones en algunas organizaciones y su impacto real en los comportamientos de la gente….

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page