top of page

Si el futuro es incierto, ¡Invéntalo!

Estamos en un momento de la historia donde lo que hemos conocido probablemente no se va a repetir. Una situación económica mundial, caracterizada por la incertidumbre que nos hace sentir inseguros a todos los niveles. “El cisne negro”, libro escrito por Nassin Taleb habla de los sucesos raros, fortuitos y devastadores. Normalmente este tipo de sucesos tienen mayor impacto en el desarrollo de la historia (y de nuestras propias vidas) que los sucesos habituales, esperados y repetitivos en los que creemos que se basa nuestro mundo.

La situación produce miedo y ésta es una emoción que paraliza. Sin embargo, no nos podemos quedar parados pues capturar la atención y las emociones del consumidor es cada vez más complejo. Antes dábamos por hecho ciertos supuestos que ahora no son iguales a éxito. Por ejemplo, antiguamente abrir un punto de venta en un lugar con mucho tránsito de gente era una apuesta  segura. Sin embargo, ahora nada garantiza la venta.

Resultado, la mayoría de las compañías se concentran en acciones de retorno a corto plazo y seguimos haciendo las cosas de la misma manera, sin dedicar tiempo a pensar en el futuro y sin acometer inversiones en innovación o investigación pues se perciben como un gasto y no como una inversión.

Otros compañías apuestan por inventar su futuro, y pasan de pelearse por capturar tráfico, a tener que poner personal de seguridad para gestionar la afluencia a las tiendas. Abercrombie & FitchApple o Hollister tienen que controlar la gente que quiere acceder a sus  tiendas. En Barcelona, por ejemplo, los hoteleros se están frotando las manos con la llegada de la tienda Apple a la Plaza Cataluña, se habla de un efecto directo de 1.700 noches de hotel. ¿Qué están haciendo unos que no están haciendo los otros? ¿cómo gestionar un futuro incierto?

La mejor forma de predecir el futuro es INVENTARLO. Os invito a construirlo.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page